El reto de la aplicación de la analítica de datos a la función de recursos humanos: people analytics


Estamos inmersos en una revolución tecnológica que está alterando de forma exponencial nuestra forma de vida, de comunicación y las relaciones con los demás. La organización del trabajo en las empresas no es ajena a ello. Los cambios son de tal complejidad, profundidad y velocidad que debemos prepararnos para ellos, y en la medida de lo posible, anticiparnos desde todos los ámbitos: la política global, la administración pública, el sector privado, la sociedad civil y el ámbito académico.

La irrupción global de la pandemia en el año 2020 ha acelerado la revolución tecnológica. Estamos viviendo y experimentando, a veces de manera muy acusada, cambios abruptos en distintos ámbitos como lo social, la salud, el entorno de trabajo, las comunicaciones, y la forma de gestionar el talento en las organizaciones que actualmente es diverso, global, digital y remoto.

Las personas tienen que realizar un gran esfuerzo para demostrar capacidad de adaptación a las circunstancias, proactividad y autonomía. Deben desarrollar todo su talento y esforzarse al máximo para optimizar los resultados de su trabajo en el nuevo entorno tecnológico. Las empresas también deben anticiparse, adaptando, lo más ágilmente posible, la toma de decisiones y la organización interna a los nuevos avances tecnológicos.

Uno de los aspectos que ha impactado más profundamente en este nuevo entrono son los macrodatos o Big Data. Cuentan con un elevado potencia estratégico y operacional para para crear valor en las organizaciones y son claves para avanzar en innovación, competitividad y productividad.

La aplicación de la analítica de datos a la función de recursos humanos (People Analytics) es clave para las empresas y para su adaptación al nuevo entorno tecnológico. El aprovechamiento del conocimiento explicito que pueden aportar los datos en el ámbito de recursos humanos constituye una apuesta estratégica y una prioridad competitiva para que esta función añada un mayor valor a la empresa. De forma análoga a lo que ya ocurre en áreas como producción o marketing, las organizaciones deben hacer una apuesta estratégica importante para aplicar la analítica de datos a la función de recursos humanos y mejorar sus decisiones a partir de toda la información interna.

Las técnicas de People Analytics permiten analizar toda la información relacionada con los empleados y tomar las decisiones más adecuadas para identificar, atraer el talento a la organización, desarrollarlo, retenerlo e incrementar su productividad. Los responsables de recursos humanos, con mucha frecuencia realizan esas tareas basándose en el instinto, la experiencia o la intuición. Mediante la aplicación de People Analytics, los directivos y los responsables de recursos humanos incrementarán el rigor y la calidad de sus decisiones y reducirán sesgos. También les permite mejorar sensiblemente sus conocimientos sobre la gestión de personas, optimizar el área de recursos humanos e incrementar su capacidad analítica.

La aplicación de People Analytics contribuirá a centralizar y gestionar los datos estructurados y no estructurados que circulan en las redes para reducir el tiempo de identificación y reclutamiento de las personas con más talento, optimizar los recursos destinados a los planes de formación en las organizaciones, identificar y atraer a las personas con mejores perfiles y prevenir el riesgo de que abandonen la organización, conociendo y anticipándose a sus aspiraciones. Así mismo, People Analytics es una herramienta de extracción, gestión y visualización de datos que permite diseñar y confeccionar cuadros de mando más evolucionados.

Por ello es clave en el momento actual la formación de expertos en People Analytics en el área de recursos humanos. El trabajo de estos expertos facilitará ampliar la visión global sobre el equipo humano de la empresa, sus carencias y sus posibilidades de desarrollo, mejorar e intensificar la comunicación interna, en definitiva, tomar decisiones y diseñar estrategias basadas en la analítica de datos para ser más competitivas.

Seguirá siendo esencial en las organizaciones el liderazgo y las habilidades personales, así como el conocimiento tácito, que está unido a la experiencia y la capacidad de las personas. Sin embargo, tenemos que ser conscientes de que contamos con mucho conocimiento explícito contenido en los datos y utilizarlo de forma estratégica va a ser un gran reto y una auténtica revolución para la que las organizaciones deben prepararse y anticiparse.

Fátima Guadamillas Gómez

Profesora del Departamento de Administración de Empresas

Universidad de Castilla – La Mancha

[email protected]

 Twiter: @GuadamillasG

Linkedin: Fatima Guadamillas

 

Foto de portada de Franki Chamaki en Unsplash

10

Entradas relacionadas