Innovación o transformación


Innovación o transformación

En los últimos tiempos nos hemos acostumbrado al término “innovación” utilizado como la gran panacea del cambio, todas las empresas lo introducen en sus informes y memorias de cuentas anuales, pero la realidad es que autenticas innovaciones capaces de cambiar las tendencias económicas y/o sociales de nuestras empresas y dar la vuelta a su cuenta de resultados hay muy pocas.

Según la definición que nos da la RAE, Innovar significa mudar o alterar algo, introduciendo novedades; vs, transformar, que es hacer cambiar de forma a alguien o algo, transmutar algo en otra cosa, hacer mudar de porte o de costumbres a alguien”.

La mayoría de las empresas que utilizan la palabra “innovación” como estandarte, realmente  versionan, amplían, mejoran y adaptan sus productos y formas de trabajar con el objetivo de  conseguir mejorar su cuenta de resultados a corto plazo, pero ¿es eso una autentica innovación?.

El término Innovar trae implícita la palabra  “nuevo”  y la búsqueda de algo nuevo conlleva tiempo de investigación,  procesos creativos, pruebas etc.; Por tanto no podemos entender  la Innovación como la transformación, a corto plazo, de lo existente aunque ello conlleve la mejora en la eficiencia y velocidad de los procesos, ya que en estos casos estaríamos dejando de lado la introducción de la novedad.

Cuando hablamos de Transformación  (ya sea digital o empresarial) estamos hablando de  hacer cambios en un modelo ya existente, adoptando tres elementos fundamentales, proceso, tecnología y cultura, es en esta fase donde introducimos el factor humano, cambios en algo o alguien según nos define la RAE.

Por tanto en la transformación un elemento esencial es el factor humano ya que la transformación no es posible sin adaptación, no se trata  únicamente de la renovación de los procesos, “de las cosas”, debemos tener en cuenta cómo les afectan a nuestros equipos, que tiempo es necesario para  adaptar las metodologías de trabajo a los nuevos procesos.

¡Que  la velocidad bloquea la capacidad de adaptación de las personas!, es un hecho constatado,  hay que conseguir que las personas puedan adaptarse a todos esos cambios

¡Que  la velocidad bloquea la capacidad de adaptación de las personas!, es un hecho constatado,  hay que conseguir que las personas puedan adaptarse a todos esos cambios. Y es aquí donde llega la necesaria formación, porque cualquier empresa que hable de transformación debe invertir recursos y tiempo en la formación de los participantes.

En conclusión más importante que la definición de los términos, que no dejan de ser confusos e interpretables, es la idea que solo con un pensamiento innovador podemos transformar nuestras empresas, y si de verdad una empresa quiere adoptar una verdadera cultura de Innovación necesitara preparar equipos multidisciplinares que den lugar a la transformación, desarrollando un plan de formación que garantice la adaptación de los equipos y minimice el impacto negativo al cambio.

Photo by Rob Lambert on Unsplash

4

Entradas relacionadas