Marco normativo aplicable a tu Web Site


No cabe duda que disponer de un sitio web en el que dar visibilidad de los productos y/o servicios ofrecidos a tus clientes y usuarios (o simplemente dar conocimiento de la existencia del propio negocio) es más que necesario, ahora bien, hacerlo de tal forma que no se dé cumplimiento a la normativa vigente, no sólo puede acarrear duras sanciones económicas (sobre las cuales no quiero hacer hincapié en este artículo, ya que me gustaría “huir” de la hipótesis del miedo a pagar multas), puesto que para mí este tipo de incumplimientos suponen estar fracasando en un pilar que es fundamental en Internet: ofrecer la debida credibilidad y confianza a los clientes, potenciales, usuarios y visitantes. No basta con hacerlo en los canales offline, es igual o más importante el brindar esa confianza online, máxime cuando los clientes ya son digitales y además conocedores del marco regulatorio en la Red.

Y es que todo sitio web debe cumplir con las siguientes normativas:

  1. LSSI (Ley 34/2002 de Servicios de Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico): la cual regula todo lo inherente al contenido de la web en todos sus niveles: textual y visual, dentro del marco legal que tiene que tener, tanto si tan sólo se trata de un escaparate de la profesión ejercida, negocio o empresa; como si se realiza comercio electrónico mediante la venta de producto y/o servicio. ¡Siempre en ambos casos!
  2. Ley de Cookies: ya que la propia LSSI dispone de un artículo, el 22, que por sí sólo merece una mención aparte, puesto que regula todo lo relativo a las famosas cookies, e incluso ha supuesto que la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) haya editado distintas guías en las que trata de despejar las dudas en cuanto al cumplimiento de la llamada “Ley de Cookies”.
  3. La privacidad y protección de datos, a través del RGPD (Reglamento Europeo 2016/679 de Protección de Datos) y de la LOPD-GDD (Ley Orgánica 3/2018 de Protección de Datos y Garantía de los Derechos Digitales) se ha tratado de poner freno a la recogida y tratamiento indiscriminado de datos de carácter personal. Si se captan datos personales, o se pone una dirección de email para que se dirijan los visitantes, se debe informar sobre los derechos, plazos de conservación, con qué finalidad se recaban los datos, etc.
  4. Y si además, en el sitio web se realiza eCommerce, a través de la venta de producto y/o servicio, dicha web está sujeta en lo que respecta al cumplimiento de la LGDCYU (Ley General de Consumidores y Usuarios, R.D. 1/2007) en la modalidad correspondiente a la venta a distancia, en cuyo caso además se deberá observar especial diligencia sobre si los productos o servicios son ofrecidos a consumidor final (personas físicas) o a terceras empresas o profesionales (personas jurídicas).

Básicamente toda página web debe contar con:

  1. Aviso Legal, en el que obligatoriamente se debe publicar:
    • Quién es el propietario o titular de la web, indicando claramente la razón social, domicilio, teléfono, registro mercantil en el caso de que se trate de empresa (S.L. o S.A.).
    • Si es una profesión regulada, se deben incluir los datos de colegiación, donde se obtuvo el título, y en determinados supuestos si la empresa o profesional necesita autorización administrativa, también se debe indicar.El objetivo que se persigue con ello es el de identificar al visitante claramente a quién se está visitando y que no está entrando en un sitio web anónimo. El usuario debe saber con quién está tratando, al objeto de generar credibilidad.
  2. Política de Cookies y banner emergente, lo que se ha llamado “doble capa” informando sobre qué cookies se utilizan en el sitio web y ofreciendo la posibilidad de aceptar o rechazarlas de forma simple y sencilla.
  3. Política de Privacidad, para informar de qué es lo que se va a realizar con los datos y conforme al nuevo RGPD, accesible en todas las páginas del sitio web y además con una doble capa en los formularios en los que el usuario proporcione datos de carácter personal.
  4. Si se hace Comercio Electrónico unas Condiciones Generales: formas de pago, como hacer el envío, derecho de desistimiento, garantía de los productos, como no hay a quién preguntar se debe publicar y se regula por la LGDYU.

En un segundo artículo y como continuación a éste, “La credibilidad de tu negocio en juego por tu Web” trataré de clarificar y desarrollar en qué aspectos concretos dentro de la página web se materializan los incumplimientos más notables de estas normativas: Aviso Legal, Política de Privacidad, Política de Cookies, Condiciones Generales de Contratación, avisos por doble capa, faldillas, etc.

 

Autor de la fotografía © Rafael Cabezudo Lombraña

15

Entradas relacionadas